miércoles, 15 de julio de 2009

¿QUE ES IAIDO? II


A todos los artistas marciales de diferentes estilos les fascina la espada. Los practicantes de los estilos japoneses estudian el arte de la espada en el iaido y el kendo, muchos de ellos tienen su propia espada, bien sea real, o una imitación y hacen movimientos con ellas aún cuando no lo hayan estudiado. En el estilo chino se estudia el sable de shaolin o la espada recta del tai chi chuan. Los artistas marciales de Corea, Sureste de Asia y la India también tienen espadas, cuchillos o dagas que complementan sus técnicas de manos vacías. No importa la nación de origen del arte, la belleza y los movimientos mortales de un filo cortante, en manos de un experto, deleitan la vista. Sin embargo, pocos de nosotros tenemos los medios para volvernos expertos. Por una parte, no hay muchos profesores buenos y buscar entre varios candidatos hasta conseguir un buen instructor puede ser desanimante. Aquellos que consiguen un mentor que valga la pena, no siempre tienen tiempo para practicar, y aun aquellos que tienen tiempo, generalmente subestiman la cantidad de práctica que se necesita para convertirse en un experto, tanto en términos de horas para el ejercicio diario, como en años para un desarrollo continuo. Quien quiera convertirse en un experto espadachín debe poner mucha atención en el detalle, ser muy auto-critico y debe practicar diligentemente cada día por muchos años y bajo la guía de un buen profesor. La práctica repetitiva es la clave para lograr la maestría en la precisión que requieren los movimientos de espada, cortar con ella, rechazar el ataque de un oponente y volver a envainar, mientras se mantiene el apropiado balance físico y mental. Los verdaderos expertos no tienen paciencia con aquellos que se proclaman como conocedores de la experiencia de un espadachín, pero no recuerdan los detalles de las formas, no pueden cortar correctamente y quienes sólo pueden practicar una o dos veces por semana. Iaido es un asunto serio y mortal, debe ser tratado como tal a fin de conseguir que su práctica sea ambas cosas: fructífera y segura. La práctica completa para un espadachín experto debería incluir los siguientes elementos: práctica de la forma, práctica repetitiva de los ejercicios, práctica de cortes y algún tipo de randori, o práctica de defensa. El espadachín dedicado deberá, no obstante, recurrir a más de un arte para completar estos requerimientos, debido a que pocos sistemas incluyen todos estos elementos. Iaido sólo proporciona formas, sin embargo el subconjunto del sistema de iaido conocido como batto-jutsu incluye también prácticas de corte. Kendo es un método excelente para desarrollar la capacidad física y los reflejos para rechazar con una espada, aunque algunos puristas del kenjutsu insisten en que golpear con una espada de bambú no prepara para cortar con una real. Sólo algo de kobudo (arte marcial ancestral) y el sistema kenjutsu ofrecen ejercicios repetitivos. Volverse realmente fluido en el lenguaje físico de la espada Japonesa presenta muchos retos. Los antiguos maestros han ejercido el arte de diferentes formas. El legendario Miyamoto Musashi buscaba constantemente oportunidades de batallas reales, una opción que no es posible hoy en día. Ymaoka Tesshu practicó miles y miles de cortes con una espada de madera. El profesor, Ota Tsugiyoshi, creía que un experto espadachín se complementaba bien con el judo; su estudiante, Yamaguchi Katsuo, siguió el doble camino más tradicional del kendo y el iaido. Todos ellos se convirtieron en destacados hombres de espada. Sólo a través de la práctica se desarrolla la habilidad. Después de las primeras diez mil repeticiones, puede que el alumno comience a pensar que entiende el significado de un ejercicio, luego de cien mil se empezará a dar cuenta de que el camino hacia la maestría es muy largo. En el caso excepcional del espadachín que llega a cortar un millón de veces con la espada, y que además tiene mucha suerte, se desarrollará un tipo de percepción muy inusual y que pocas personas experimentan alguna vez. Es muy difícil de explicar esto de forma escrita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada